¿No conocía el ayuntamiento de Terrassa la segregación en los colegios de primaria?

Desde hace una semana se mantiene vigente la información de que Terrassa, nuestra gran Terrassa, nuestra integracionista Terrassa, nuestra progre Terrassa, tanto, que protege el derecho de un grupito de individuos de bañarse en cueros en las piscinas, es la ciudad donde más se segregan los alumnos de primaria en función de la nacionalidad de los chicos.

¿Es que están tan ocupados los señores concejales en seguir manteniendo el ayuntamiento en una especie de Club Social de Amigos del Centro, que no se dan cuenta que esta situación denunciada por el Sindic de Greuges de Catalunya hace una semana, ni es nueva ni es desconocida?

Esta discriminación que viene casi desde los albores de la democracia, tiene tal gravedad que en lugar de ocuparse de nimiedades ligadas a la fatua creencia de que les convierten en “pogres”, los señores ediles deberían abocarse a su solución, porque esta segregación es el germen de la falta de una integración teórica de la que tanto se ufanan y que está tan distante de la realidad en la práctica.

La administración no está exenta de responsabilidad

Indudablemente la segregación escolar no es producto de la casualidad, sino, en el mejor de los casos, de la negligencia que la permite y de ella tenemos mi familia y yo, pruebas fehacientes desde hace muchos años, demasiados, tantos, que Manuel Royes era todavía alcalde de la villa.

En 1998, recién llegados de Madrid vía Venezuela donde permanecimos unos meses y residiendo casi frente al Centro Cultural, nos dirigimos a la oficina que Educación tiene o tenía en la calle de la Rasa para escolarizar a mis hijos menores. Primero, en la creencia de que eran latinos y después obviando que fueran madrileños, el funcionario que nos atendió, hablando justamente de integración porque la mayoría de alumnos eran hispanoparlantes, matriculó a mis dos hijos menores en el CEIP Sant Llorenç, en el barrio de San Lorenzo, es decir al otro extremo de la ciudad.

Hicimos uso de nuestras amistades y parientes ligados a Educación y si bien reconocieron que en el colegio Francia (a unos 200 metros de la casa) no había cupo en el Bisbat d’Ègara sí (el funcionario no nos había ofrecido esa opción) y allí se quedaron y comenzó su integración lejos de la óptica segregacionista de la entidad.

¿Cómo es posible que este problema que nos pone a la cabeza de la segregación y de los guetos, no haya sido abordado por nuestros ilustres y bien remunerados gestores?

Anuncios

Un comentario en “¿No conocía el ayuntamiento de Terrassa la segregación en los colegios de primaria?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s