Tengo un perro que es supervisor de limpieza

CooperNuestro perro se llama Cooper, y los que seáis habituales de Facebook, quizás le hayáis visto y más aún, conozcáis su triste historia, de la que fue rescatado por mi hija Andrea, su amiga Judith y mi esposa Norma. No es hoy nuestra intención contarla. Hay otras cosas más recientes y menos tristes.

Hasta hace poco, muy poco, Cooper tenía un solo y definido oficio, que era el de “tocacojones”, pero últimamente ha comenzado a evidenciarse el otro, es decir el de supervisor de limpieza hogareña.

Todo comenzó cuando le dio por limpiar pulcramente el pienso que nuestro gato Coco esparce descuidadamente alrededor de su plato. Y no es que Cooper pase hambre o se le alimente poco y prueba de ello son los enormes abonos que siembra en sus tres salidas diarias y que nosotros, ciudadanos cívicos y legales nos encargamos de recoger con bolsitas adecuadas y solícito cariño.

Por ejemplo, cuando nos da por limpiar los ventanales del balcón, detrás nuestro el can con su babosa lengua comprueba la limpieza del cristal, dejando unas verdaderas autopistas de saliva donde probablemente considere que no hemos sido lo suficientemente esmerados y de esta forma logra que limpiemos la enorme ventana hasta diez veces o las veces que sean necesarias hasta que el cansancio le lleve a descansar.

Y eso no es todo. Cuando Norma friega el suelo con líquido jabonoso y odorizante, no menos de cuarenta veces lo pisa el bendito perro, supervisando la calidad del trabajo, hasta que se recuesta a disfrutar de su merecido nuevo descanso.

Amén de eso, si alguno de los descuidados residentes en su casa, deja algún zapato en la sala, para alegría del zapatero castiga al autor del desmán rompiéndole el calzado.

La inicial costumbre de supervisar la basura antes de sacarla a la calle, se la quitamos haciéndole comprender que todo estaba en su sitio, orgánico con orgánico, plástico con plástico y cartón con cartón…

Pero lo demás no tiene solución. Menos mal que no cobra ni hay que cotizar a la seguridad social. Solo pide a cambio cariño…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s