Este es el último año que estoy con vosotros

yayaDurante estas fiestas decembrinas, no puedo dejar de recordar la tabarra que año tras año nos daba mi abuela tanto en la Noche Buena como en la Noche Vieja…. “Este es el último año que estoy con vosotros”.

No es que comenzara a amargarnos las fiestas en las postrimerías de su vida. No. ¡Qué va!. Comenzó más o menos en 1959, nada más cumplir los 64 años y aprovechando la hora de los brindis, a eso del cuarto o quinto brindis.

Lo que pasaba es que mi abuela, lo mismo que mi mujer y mis hijos ahora. no probaba el alcohol ni de casualidad, aunque a diferencia de mi actual familia, ella sí hacía una excepción en estas fechas señaladas y ya con un par de dedos de cava, se ponía como una cuba y en lugar de darle por cantar o bailar, se ponía a llorar y se despedía de todos con aquella muletilla: “Este es el último año que estoy con vosotros”

Aunque a decir verdad, era mejor aquello de lo que hubiese sido escucharla cantando con algunas copas de más, porque la pobre, aparte de ser fea de solemnidad, tenía una voz espantosa y un oído musical infame, con el que destrozaba cuando no probaba alcohol, que eran los 364 días restantes del año, los fados de Amalia Rodríguez, que le fascinaban.

Curiosamente, cuando 17 años después de su primer adiós solemne, nos abandonó, en su última Navidad, presumiendo tal vez a esas alturas que su materia era inmortal, no se despidió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s