Chemelo Guzmán Gómez

Chemelo o J.M. Guzmán Gómez fue un hombre del que uno espera encontrar una amplia variedad de entradas en cualquier buscador de internet, así como una completa biografía en Wikipedia, y que por el contrario, omitida absolutamente esa biografía, solamente encontramos referencias escasas e indirectas.

Hombre polémico, controvertido y comprometido con el periodismo, J. M. Guzmán Gómez fue durante su vida, director y editor de sus criaturas más mimadas, como lo fueron El Expreso y El Expreso de la Tarde (posteriormente La Tarde). Ambos medios se expandieron de la mano de su innegable olfato periodístico, creando una línea editorial clara, aguda, agresiva y sobre todo, veraz, amén de imparcial. Además, esos dos medios fueron escuela para muchos y la continuación de la universidad para otros.

Incontables son los jóvenes periodistas que desviaron su mirada hacia Ciudad Bolívar, en Venezuela, cuna de J.M. Guzmán Gómez y sus medios, porque grande era la fama del comunicador y empresario como maestro y forjador de profesionales. Todos los que llegaron hasta la redacción de los diarios, se fueron con mayores conocimientos, muchas veces superiores a los adquiridos en las aulas, pero esta circunstancia no era gratuita, dado que los grandes maestros como Chemelo, son aparte de exigentes, autoritarios, perfeccionistas y detallistas y para muchos, especalmente aquellos que llegaban a esa casa con el ego de la licenciatura subido, era inasumible la línea marcada por el director, pero para el resto, aquellos que aprendieron sudando, quienes asumieron que la entrega exigida les hacía mejores, son los que recuerdan a ese hombre fallecido en 1999, con agradecimiento e íntimo aprecio.

Yo entré en El Expreso con parte del recorrido profesional hecho. No era el jovenzuelo que llegaba a aprender, ni siquiera que llegaba, porque lo hice como colaborador, como cronista externo, sin más compromiso que la responsabilidad de tener cada jueves mi espacio, mi columna cumplimentada en la página C-6 aunque finalmente sucumbí a sus requerimientos y pasé a engrosar la plantilla de El Expreso. Modelada mi profesión en la radio, tuve mucho que aprender y aprendí acerca del periodismo impreso. No obstante como profesional con cierta veteranía, tuve con él encontronazos y me largué, aunque un año después regresé como director de La Tarde. Fue entonces cuando pude observar con objetividad su dedicación a sus medios y a su gente y noté entonces algo muy peculiar y personal en él. Aquel hombre con un concepto altísimo de la unidad familiar, trataba a esos jóvenes como miembros de una familia y las correcciones, las sugerencias, y las reprimendas, así como los halagos se desmarcaban del jefe y nacían del patriarca.

Cuando muchos años después, siendo La Tarde parte de mi curriculum, volví a aquella empresa periodística, y me reencontré con el maestro, más viejo, más golpeado por los años y sus achaques, pero con la misma profesionalidad y maneras de siempre, las circunstancias hicieron nuevamente pasajera mi estadía, pero el afecto por el hombre acabó cristalizando.

Mi historia ligada a El Expreso, a La Tarde y especialmente a Chemelo Guzmán Gómez, o J.M. Guzmán Gómez fue, sumando todas las etapas, realmente breve, por lo que tampoco es profundo mi conocimiento acerca de toda su trayectoria. Sé que su camino estuvo plagado de contratiempos, un atentado incluído contra las rotativas, y que su formación autodidacta fue rica en experiencias y reducida en admiraciones: Miguel Otero Silva, fundador de El Nacional, de Caracas y Santos Guzmán, su propio padre a quien erigió como espíritu inspirador de su empresa… Por eso no logro comprender ese vacío mediático en torno a su figura. Me resulta extraña esa omisión condicionada quizás por el hecho de que su vida se extinguió justo en el momento en que comenzaba la consolidación imparable del alcance de la red.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s